Por qué no tenemos Facebook

Cuando empecé —al menos en mi cabeza— este proyecto allá por 2016, tenías varias ideas que no estaba muy seguro de cómo aplicar, y una de ellas era llegar a la mayor cantidad de gente posible que pudiera interesarse por el contenido que pretendía ofrecer, por lo que en realidad siempre di por hecho que tendría una cuenta de Facebook oficial de SuVersión Electrónica (personalmente no tenía en ese momento).

Entre los años que pasaron fundé Impulso Geek, una propuesta comercial de entrentenimiento mitad medio de comunicación y mitad creadora de contenido, por lo que usar Facebook no solo fue parte de la estrategia inicial, sino piedra angular de la estrategia comercial con la que nos dimos a conocer desde el inicio (actualmente tenemos 250,000 seguidores que sacamos prácticamente de la nada).

Este dato es importante porque en ese entonces sabía que Facebook espiaba y manipulaba vilmente a sus usuarios (por eso no tenía Facebook personal), pero no tenía la experiencia de primera mano de cómo lo hacía, cómo los que publican (publicamos) contenido ahí participan activamente en esa manipulación y «cosecha» de usuarios en una red que va en contra de todo lo que es internet: centralizada, privada, jerárquica, déspota, tiránica y oscura. Hoy en día sé mucho mejor cómo funciona esa red y creo que es lo peor que ha llegado a internet desde su invención; si por mí fuera Impulso Geek no tendría Facebook, pero al ser un proyecto comercial y colaborativo jamás podría sobrevivir sin esa red social que, nos guste o no, todo el mundo usa (más en México).

Pero esto es SuVersión Electrónica, un proyecto político y cultural que pretende generar discusiones útiles para el pensamiento y la cultura contemporánea y libre, por lo que utilizar software y redes libres es parte fundamental del proyecto. Por eso no tenemos Facebook y por eso tampoco tendremos jamás cuenta de Instagram, YouTube ni otras redes sociales privativas, tóxicas, que espían a sus usuarios y los tratan como números o moneda de cambio para generar dinero.

No tenemos Facebook, pero ¿qué sí tenemos?

Desafortunadamente tampoco podemos sobrevivir 100% fuera de esas redes, por lo que decidí tener Twitter que, aunque tiene muchos de los males de los cuales ya hablé, tiene una intromisión en la vida de las personas más limitada, sea deliberado o no. Es, de alguna manera, el menor de los malaes que nos permite llegar a un número considerable de personas que todavía no saben que existen las redes sociales libres que no nos tratan como objetos.

Hablando de redes sociales libres, prefiero utilizar las del fediverso como Mastodon (y posiblemente en un futuro Pixelfed), una red social libre, abierta, descentralizada, interesante y parecida a Twitter pero con mucha menos interacción porque aparentemente amamos que nos vigilen y que nos limiten…

Y esa es la razón, queridx lectxr. Si quieres seguir este proyecto puedes suscribirte a nuestro blog, seguirnos en Twitter o en Mastodon. Espero que el contenido que obtengas a cambio sea de tu interés.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *